«La seguridad será prioridad en mi gobierno», Yalo Arana, candidato a la Alcaldía de Magangué

Compartir:

“Durante los próximos cuatro años, los magangueleños vivirán tranquilos y podrán sentarse en las terrazas de sus casas, sin el peligro de ser atracados o asesinados”, dijo el candidato conservador a la alcaldía, Yalil Arana Payares, en una rueda de prensa realizada en el auditorio de Comfenalco, en la que presentó su política de seguridad y convivencia comunitaria “Magangué Tranquila” contenida en su programa de gobierno “Pacto Ciudadano por la Nueva Magangué”.

El candidato hizo duras críticas a la actual política de seguridad de la administración Alí porque no ha dado resultados y “el municipio sigue azotado por la delincuencia común y las bandas de microtráfico, que extorsionan, roban ganado, asesinan, atracan, asaltan viviendas y saquean los establecimientos comerciales”. Según estadísticas del DANE y el DNP, en el 2018 se registraron en Magangué 5 robos de autos, 154 hurtos a residencias, 261 atracos, 242 robos a establecimientos comerciales, 118 hurtos en motocicletas y 28 homicidios, cifras que duplican las registrada a diciembre de 2015.

Igualmente señaló, que una reciente encuesta contratada por su campaña muestra que el 53% de los magangueleños tienen miedo de andar por las calles de Magangué ante el temor de ser atracados o lesionados.

Frente a esta situación, Yalo anunció que pondrá en marcha un Plan de Acciones Inmediatas –PAI denominado “¡Tú Tranquilo!” para contrarrestar la inseguridad, que comenzará a ser implementado, en algunas acciones, en las próximas semanas.

El primer componente de este plan, denominado “Jóvenes sin Riesgos”, contempla la formación laboral, la creación de empleos y la resocialización de unos 300 jóvenes en riesgo.

El segundo componente, ¬denominado “Alerta ciudadana”, contempla acciones preventivas de vigilancia electrónica y controles policivos permanentes en barrios y sectores de alto riesgo de la ciudad y el municipio, la instalación de alarmas de seguridad y botones de pánico por circuitos barriales, así como medidas de “mano dura” contra la delincuencia común y las bandas criminales, que implican la extinción de dominio de inmuebles donde funcionen ollas de microtráfico.

El tercer componente, denominado “Entre todos podemos”, consolida la actual institucionalidad para enfrentar al crimen y supone, entre otras acciones, la creación del Instituto Municipal de Seguridad Ciudadana, la creación de nuevos CAI, acciones cívico-policiales contra el pandillismo y el microtráfico, la creación de redes de apoyo ciudadano contra el delito y un mayor acercamiento a la comunidad; entre otras acciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *