¿Un nuevo orden mundial?

Compartir:
Por: WILLIAM VALDERRAMA.

Cuando escribí la nota titulada “El Orden y el Desorden” no esperaba recibir tantos comentarios sobre el escrito. Mis amigos muy agudos e inteligentes intuyeron el fondo del asunto envuelto en el título; y es que del desorden aparente en que ha vivido el mundo hasta hoy, se espera que por efectos de esta pandemia, aparezca un Nuevo Orden Mundial.

La historia nos enseña que los países que ganan las guerras ponen las condiciones al resto de naciones, se hayan involucrado o no en ella. Al final de la segunda Guerra Mundial, una gran coalición de países derrotó a Hitler, pero empezó la guerra fría entre las dos superpotencias, URSS y EEUU OTAN, otrora aliados para derrotar a Hitler; pero con la caída de la Cortina de Hierro EEUU quedó como amo y señor militar y económico del mundo, imponiendo su “orden”, sus reglas y promoviendo guerras estratégicamente.

¿Qué les tocó hacer a algunos países? Pertrecharse con gran Arsenal de armas nucleares para asegurarse de no ser atacados o invadidos. Las actuales maniobras Gringas en tierras y mares colombianos deben recordarnos que cuando EEUU emprende una una guerra (ahora contra Venezuela) no es solo para ganarla si no para quedarse mucho tiempo en el país derrotado, por varias razones:

  • Demostrar que mantiene la hegemonía como POLICÍA del
    Mundo autoproclamado.
  • Controlar la economía mundial regida por el Petro Dólar.
  • Y, más importante aún, para mantener e incrementar su más importante renglón secreto de exportación: La venta Armas y naves militares. Si dentro de EEUU a pesar de las masacres en colegios, plazas, templos, edificios y conciertos, no se prohíbe la libre venta de armas imagínense hacia fuera.

Las guerras contra países del Medio Oriente se hicieron para controlar el petróleo y especialmente para expandir la venta de armas a aquellos vecinos ricos.

Si EEUU ataca a Venezuela desde Colombia no crean que será como en Panamá que agarraron a NORIEGA y se fueron, No, en Venezuela, al final de un conflicto en el que de seguro intervendrán Rusia y China para garantizar que se les respeten las inversiones que tienen ahí, se van a quedar mucho tiempo; todos sabemos que nuestro vecino tiene las mayores reservas probadas de petróleo del mundo; de Panamá se fueron porque al fin y al cabo tenían y aún conservan el control militar del Canal.

Dicen que China ganó la tercera guerra mundial (el COVID 19) sin disparar un tiro, pero por más poder económico que haya recuperado, si no tiene la hegemonía de las armas nucleares siempre estará en tercer lugar, después de EEU y Rusia que son los dos países “mejor” armados.

Este Orden Mundial no lo cambia de tajo una pandemia, lo cambian las naciones en la medida en que vayamos eligiendo gobernantes que se alineen entorno sistemas con postulados como el respeto de la autodeterminación de los pueblos, al desarrollo humano integral y en armonía con la naturaleza, al desarrollo económico sin promover el consumismo, que construyan Planes de Desarrollo con énfasis en la inversión social en salud y educación, la protección al medioambiente, antes que la protección de los poderosos acumuladores de riqueza como la banca que teniendo billones de utilidades año tras año ya está previendo un rescate financiero que pagaremos todos otra vez; No, necesitamos verdaderos Gobernantes que lideren sus pueblos en la promoción de la hermandad, la solidaridad y en la construcción de un mundo mejor para todos, especialmente para nuestras siguientes generaciones.

De darse un conflicto en la región sólo saldrán ganadoras las potencias que venden armas, pero nuestros pueblos quedarán más sumidos en la miseria de lo que nos dejará esta pandemia.

Esperemos que pase esta pandemia y que Nó haya guerra en Venezuela, por más que no estemos de acuerdo con el gobierno de Maduro; pero que todo sirva para que hayan cambios para bien, en los pobres que logremos pasar esta gran prueba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2  +  6  =